El castillo de l'Albi



castell

Las ruinas del Castillo de l’Albi están en la cima de la colina que domina la villa de l’Albi, en la entrada de la comarca de Les Garrigues, justo abandonada la Conca de Barberà y cerca de la sierra de la Llena.

El castillo era una defensa sarracena, junto con los próximos castillos de Cervià y Vilosell, del valiato de Siurana contra el condado de Barcelona. A partir del siglo XVI, fue ampliado y transformado en un castellpalau de estilo renacentista.

En el núcleo residencial del castillo se puede ver un portal de medio punto con un arco rebajado, cubierto por una bóveda de molduras cruzadas, en la clave de la cual hay varios escudos, uno de los cuales incluye un león rampante y otro en forma de losange. También incluye una gran nave destinada a bodega y la cárcel. En proceso de restauración, puede ser visitado. Se han descubierto restos de un poblado ibérico donde está situado el castillo, está en proceso de excavaciones y restauraciones.